martes, 11 de abril de 2017

Un ‘tumbe’ petrolero que terminó en Miami

 

Por el ‘tumbe” de una gran cantidad de dinero producto de negocios petroleros y de distinta índole, se oye que un político no querría ver ni en pintura al empresario Pedro García.
La situación llevó primero a la detención de un hermano del político, por solicitud de un tribunal de Caracas. Luego en el yate de García fueron detectados fardos con presunta cocaína, sembrados en aparente venganza. Pero el empresario se manejaría en Miami con un ex-jefe de policía venezolano, ejecutivo de una línea aérea privada, a quien ha invitado a pasear a bordo de su Rolls Royce.
El ejecutivo aeronáutico, cuya imagen circula abordando el Rolls Royce, se oye que dio aviso a García de las siglas del avión donde el político y su pareja viajaron a apostar en los casinos de Atlanta y Las Vegas, información que luego fue pasada a agencias de USA.
La historia toma relevancia cuando en febrero el diputado opositor José Brito señaló que existía una "grave" situación en el estado Anzoátegui, en la Faja Petrolífera del Orinoco porque aseguró "hay tráfico de coque (combustible)" y una "sustracción de más de 350 mil barriles diarios", de los cuáles el dinero "se ha perdido".

 

Según Brito, el alcalde del municipio Guanta (Anzoátegui), Jonathan Marín, está utilizando esos recursos en "obras suntuosas" y para una posible "aspiración a una gobernación".
Asimismo, acusó a Pedro León Rodríguez, director de Producción de la faja, y al exgerente de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) Pedro García, de estar detrás de las sustracciones de petróleo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario