martes, 21 de marzo de 2017

La dignidad de un trabajador enfrentó a Pedro León con estos mensajes


El Sr Todopoderoso y manda más de la faja petrolífera del Orinoco Pedro León, hoy día desaparecido del mapa por escándalos de corrupción dentro y fuera de Pdvsa, parece no solo haber dejado un muy negativo legado en su gestión de 10 años de destrucción de la FPO sino que también se dedicó a destruir familias enteras gracias a su descomunal poder que le hacia creerse el dueño y señor del universo sugiriendo que con su gran cargo podía hacer y deshacer a su antojo sin importarle el daño de todo tipo que ocasionó a lo largo y ancho de la industria petrolera, destruyendo incluso carreras profesionales del activo más sagrado que tiene PDVSA como son sus dignos trabajadores.
Del zar se oyen rumores y comentarios como por ejemplo que hizo millonarios a muchos chupamedias a los cuales trataba como trapos pero en este caso en particular se encontró de frente con la dignidad y la moral de un humilde trabajador que a pesar de haber sido golpeado y humillado por este tristemente célebre y pintoresco señor, lo enfrentó con verticalidad y le dijo sus cuatro merecidísimas vainas, incluso en su propia cara y por escrito como se puede apreciar en los mensajes intercambiados el año pasado, como para que no quedaran dudas del mutuo aprecio entre ambos.
Hasta dónde puede llegar el abuso desmedido de poder y acoso de un alto funcionario público cuyo cargo es transitorio y que solo debe ser usado bajo la subordinación del pueblo. Esto sin duda no lo entendió el topocho y hombre fuerte de margarita que bajo la obsesión se dejó llevar por bajas y miserables pasiones acosando y maltratando a personas dignas incluso con vigilancia y merodeos de sus guardaespaldas en su entorno familiar y de hogar. Por ahí dicen que la dignidad ni se compra ni se vende y que es uno de los valores más sólidos que pueden tener las personas cuyas crianzas han sido con sacrificios y humildad. Es un ejemplo a seguir considerando el atropello evidente generado en estos casos que seguramente son muchos los que a diario viven y padecen trabajadores en la 4ta empresa petrolera más grande e importante del mundo, nada más y nada menos.
Por eso el mensaje de hoy y siempre es el de no dejarse humillar ni maltratar por nadie que ostentando tanto poder se creen superiores al mismísimo Dios, de allí que la Dignidad la ética y la razón constituyen pilares fundamentales para resistir los embates de gente vil y cobarde como Pedro León que finalmente terminó en los términos dichos por este valiente ciudadano que hizo lo que no todos se atreverían hacer. El otro mensaje es a que se miren en este espejo. ¿Serán esos los verdaderos gerentes y líderes que requiere la industria y la Revolución? ¿Cuantos casos como estos se abuso se poder y acoso laboral habrán en PDVSA? David venció a Goliat? ¿Venganza o Justicia? Un hombre puede perder a sus amigos, su empleo y mucho más pero nunca su dignidad.










No hay comentarios:

Publicar un comentario