lunes, 1 de agosto de 2016

Franquicias, PDVSA y Primero Justicia

 

Los partidos pueden divorciarse de su ideología y convertirse en franquicias, pero no para vivir por el bienestar de la nación, sino para vivir de los negocios y contratos de ésta. Desde el arribo de Chávez al poder se han producido casos de antioficialistas dedicados a atender los negocios asignados por empresas del organigrama público, condicionando espacios, posturas y hasta el nivel o intensidad de su oposición, al dulzor de frutos que PDVSA les ha dado. Reflexionando en torno al rol de Primero Justicia, Julio Borges y Henrique Capriles, ya ha de haber muchos decepcionados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario