jueves, 5 de febrero de 2015

La defenestración de los zares de PDVSA

 Reiter Ramírez

Como medidas ordenadas están el recortarle el otrora apoyo incondicional de CITGO a los gastos de Ramírez, el sacarle a sus fichas dentro de la industria (que ya está sucediendo y para la cárcel) , a no consultarlo más y a eliminar de un plumazo las contrataciones que desde PDVSA y la Procuraduría General de la República tenía su suegra. Esta dama gozaba de contratar bufetes internacionales a diestra y siniestra (en algunos casos colocaba fichas de ambos lados en las querellas para ganar “ganando o perdiendo” el juicio) así tuvo ingentes ganancias en litigios como el de Exxon Mobil y otros de gran envergadura.
Otro detalle adicional a la defenestración del zar petrolero venezolano (el de la sociedad como hermanos con el jefe de la petrolera y negocios Rosneft Igor Sechin) ocurrió días atrás . El funcionario de PDVSA Reiter Ramírez (nada de familia) quien controló la seguridad de la petrolera, cargo al que ascendió tras ser jefe de guardaespaldas de RR, fue “invitado” a declarar ante el SEBIN (Servicio Bolivariano de Inteligencia) sobre diferentes aspectos muy cuestionados de su ejercicio como el hombre de más confianza del hoy embajador ante la ONU. Reiter llegó a RR tras haber sido el “bouncer” de una discoteca de Las Mercedes en Caracas. Fue el responsable de llevar hasta el avión (Cessna Citation 750 matrícula LV-BRJ, alquilado a la empresa Royal Class por la empresa gubernamental argentina Enarsa) las valijas con más de $800.000 en efectivo que dio con la culpabilidad del venezolano Antonini Wilson. Reiter luego de que apareciera en los videos de la Rampa 4 del aeropuerto de Maiquetía con una camioneta BMW donde llevó las maletas, se deshizo de la misma quemándola para no dejar rastro. Así están las cosas para Rafael Ramírez, de quien se sabe tiene la nacionalidad o de Italia o de Mónaco, y de quien no extrañaría al gobierno renuncie al cargo de embajador en cualquier momento. Además, la cancillería no hizo nada para acelerar su representación ante la ONU, dejando en manos de los empleados locales los trámites necesarios. La experiencia de los empleados locales en Nueva York lo salvaron de quedarse al menos un mes pintado de la pared. Más aún cuando al embajador anterior Samuel Moncada y el ministro consejero Henry Suárez la cancillería no les ha enviado ni el dinero para traslado o el nombramiento para un nuevo cargo. Ya Ramírez se llevó a su familia a NYC, se mudó para la residencia oficial en la calle 81 Este y sus hijos ya asisten a clases. En Miami se dice: “RR quiere ser candidato presidencial del chavismo en algún momento por eso no renunciará a menos que le hagan la vida imposible. Tiene mucho dinero para aguantar”

No hay comentarios:

Publicar un comentario