viernes, 2 de enero de 2015

Gobierno venezolano investigan compra fraudulenta de plantas eléctricas por parte de Bariven en 2010

El escándalo de la compra de centrales eléctricas por parte de la filial de PDVSA, Bariven con un sobreprecio desproporcionado ha originado una investigación por parte del gobierno venezolano. En la negociación efectuada en febrero de 2010. resultaron beneficiados el empresario Roberto Rincón, 5 de sus familiares y 3 de sus asociados.

Tal como se ha venido informando en diferentes medios, Rincón Hernández creó una serie de empresas de maletín para lograr contratos multimillonarios con Pdvsa. Frente a las corporaciones aparecen familiares y amigos que no han sido capaces de explicar cómo han obtenido los jugosos contratos de la empresa petrolera venezolana.

La investigación desarrollada por funcionarios del gobierno de Venezuela destaca que una de las empresas de Rincón Hernández es la que está al frente de la fraudulenta compra de plantas eléctricas facturadas a Bariven con un sobreprecio exhorbitante. El contrato con fecha de febrero de 2010 fue por $252 millones y fue ejecutado por la empresa Ovarb, registrada tres meses antes de ganar la contratación de Pdvsa.

Los investigadores siguen una serie de pistas que habían salido a relucir en otras averiguaciones, para constatar las irregularidades cometidas por Ovarb una empresa creada por Sara N. Curphy, una de las empleadas de Rincón Hernández, con domicilio en el 4023 W. Davis Street, Conroe Texas, donde funcionaba un lavado de vehículos perteneciente a otra corporación de Rincón Hernández.

Los agentes también descubrieron que la empresa Ovarb no tenía historia de actividades hasta el año 2014, fecha en la cual se iniciaron una serie de investigaciones por separado, por parte de organismos de inteligencia de los Estados Unidos y de Venezuela.

El informe dice que la página web fue creada de manera deliberada para desviar las averiguaciones, al igual que se efectúo un trabajo de maquillaje en los buscadores Google, Yahoo y Bing para disfrazar la empresa con una historia de servicios que nunca realizó. También se señala que desde computadoras satélites se han escrito revisiones en google, varias de ellas el mismo día, efectuadas desde cuentas falsas, creadas únicamente para ese fin.

Igualmente dice que se han generado una serie de sitios en internet con el nombre de Sara N. Curphy, Michael J. Baker y el mismo Roberto Rincón Hernández para inundar las búsquedas con falsos resultados, que tiene como objetivo crear confusión en el que busca información relacionada con los sujetos investigados y los delitos.

La investigación parte de los papeles de venta de 17 plantas eléctricas que fueron compradas por Bariven en un solo día, por un monto de $350 y $404 millones de dólares. El proveedor Ovarb Industry, aparece registrada como por Sara N. Curphy esposa de Michael J.Baker, amigo y empleado de confianza de la familia de Roberto Rincón en Houston, Texas.

Ovarb está relacionada con Rincón Hernández desde su creación -asegura el documento- a pesar que los abogados del empresario lo han negado en varias oportunidades. Ovarb y Tradequip han compartido sede ( el lavado de vehículos) empleados y contratistas. Bariven firmó contratos en enero de 2010 con otra empresa registrada por un socio-empleado de Rincón, que fue registrada en mismo día que Ovarb (9 de diciembre de 2009) en Houston, Texas. Reliable Process & Instruments, LLC, aparece como una empresa del esposo de Curphy, Michael J. Baker quien es fue a su gerente del lavado de vehículos, propiedad de Roberto Rincón, desde el 2005.

El informe destaca que Baker tiene una sociedad con José Roberto Rincón, hijo de Roberto Rincón, en Viking Life Saving Equipment & Solutions.

Una de las empresas de Roberto Rincón, Tradequip Services & Marine recibió 21,5 millones de dólares de Cadivi.

El reporte tiene una descripción del conglomerado de empresas y un mapa de las personas relacionadas con Roberto Rincón, entre las que se encuetran socios, familiares directos e indirectos y amigos. Con ese mecanismo, Rincón Hernández se ha apoderado de varios contratos multimilloanrios de PDVSA, a través de la filial Bariven. Desde 2010 hasta 2014 ha logrado 14 contratos con ganancias multimillonarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario