lunes, 18 de junio de 2018

Constantino Bonaduce se sacude el polvo de la estafa a los Abastos Bicentenario

 

Meses atrás fue presentado el empresario Constantino Bonaduce ante el Tribunal 4° de Control de Barcelona con Competencia en Ilícitos Económicos.

Bonaduce es el presidente de la Cooperativa de Hangares José Antonio Anzoátegui, contratada por el Ministerio de Alimentación para rehabilitar el abasto Bicentenario de Puerto La Cruz. La obra estába paralizada denunció el presidente Nicolás Maduro durante un acto en Barcelona. “Tenemos presos a los tres gerentes principales y al dueño de la empresa por estafador”, dijo.

Junto con Bonaduce, hay dos personas presas cuyos nombres se desconocían entonces.

Quienes sí quedaron recluidos en el Sebin-Barcelona fueron tres gerentes del abasto Bicentenario de Puerto La Cruz por presuntamente desviar productos para venderlos a los bachaqueros: Pablo Eliézer Martínez, José Reinaldo Pina y Elio Jesús Caraballo.

Empresario de moda

“Constantino Bonaduce es el empresario “de moda” en Anzoátegui”, expresó en marzo de 2014 Miguel González, un ciudadano informado del tema. "Es el más ungido. Preside la Cooperativa Hangares General José Antonio Anzoátegui que acomete la ampliación del aeropuerto internacional del mismo nombre. Bonaduce, a través de la cooperativa, ejecuta también la ampliación del puerto de Guanta. Es natural suponer que políticos y no políticos de Anzoátegui le hagan antesala a semejante empresario. ¿No es éste quien tenía una serie de compañías importadoras de medicinas y otros productos investigadas debido a “cadivismo”? Buena pregunta para la comisión nacional que investiga dichos casos. Bonaduce es dueño de la empresa Inversiones C.B. Onix, la cual introdujo una demanda contra el estatal Banco Industrial de Venezuela, C.A. La villa de Bonaduce en Lechería es el mayor centro de negocios, convenciones de jet set y fiestas amenizadas por célebres cantantes, donde desfilan políticos, empresarios y pare usted de contar", acotó González. "El contratista Constantino Bonaduce después de estar quebrado la botó de jonrón con unos galpones. Le asignaron dos obras de gran magnitud en el estado Anzoátegui: ampliación del aeropuerto de Barcelona y construcción del muelle de cruceros. Ahora es “ídolo” de alcaldes y dirigentes de Anzoátegui, ya que mantendría poder e influencias y habría entablado vínculos de solidaridad con funcionarios de infraestructura. Apenas hace unos meses algunas propiedades de Bonaduce eran embargadas por impagos. Hoy pasea en sendos yates por islas de Oriente y tiene sus aviones particulares", añadió.

El contratista Constantino Bonaduce abordó el viernes 14 de marzo de 2014 un avión privado en el aeropuerto internacional de Barcelona con rumbo desconocido. 2 alcaldes estuvieron a la misma hora en el mismo lugar con 2 personas más. Están de testigos pasajeros que llegaron en ese momento. ¿Viajaron juntos?, reseñó una ciudadana identificada como Carmen Moreno.

Misses

Quienes conocerían a varias misses y modelos, de incluso la Costa Oriental del Lago, según una fuente, son los dueños de la mansión Onix en el condominio Las Villas en Lechería y del Yate Eagle II. Desde hace un tiempo las beldades han sido invitadas a fiestas en la mansión y salidas en el yate, de quien algunos denominan “el empresario de moda de Puerto La Cruz”, el industrial Constantino Bonaduce. “Por la Onix han pasado varias modelos y misses”, concluye la fuente.

 

Aeronave retenida

En diciembre de 2014, se conoció que durante un operativo de revisión de aeronaves fue retenida por la GNB un aeronave perteneciente al contratista Constantino Bonaduce, pues le faltaba el documento único de aduana y el de trámite de admisión temporal o nacionalización.

El socio y testaferro del prófugo y delator federal Jhonnathan Marín

Un complejo entramado de relaciones personales, comerciales, "farándula" y decenas de compañías establecidas en Venezuela y en EEUU, principalmente, le fueron dando forma a la estructura de poder que desde el año 2010: le permitió a Jonathan Marín, aquel modesto chofer del abogado del pedofilo Jeffrey Sand: Luis Edgardo Mata, ascender en la escala de la fortuna hasta llegar a ser alcalde del pequeño municipio de Guanta (Anzoategui- Venezuela) y apoderarse con socios y allegados de cuantiosos recursos destinados a consolidar la producción de crudo en la Faja del Orinoco.

Una revisión actualizada de las conexiones y vínculos entre factores de poder, que se mueven entre Lecherías y el sur de Florida, en EEUU, ofrecen las claves del irregular fenómeno que provocó severas pérdidas financieras y daños a la estructura de producción, en medio de la omisión y el consentimiento de una parte de la anterior altísima gerencia de la petrolera estatal, PDVSA.

1 > Jhonathan Marín en realidad se aproximó a la actividad político como empresario-contratista de algunas alcaldías de los municipios del norte del estado Anzoátegui al menos desde el año 2003, cuando acumuló desde sus oscuras conexiones con la Alcaldía de Sotillo (es famosa la leyenda de un "tumbe" espectacular a una autoridad local) suficiente poder económico para abrir tienda aparte y a partir de esa fecha constituyó las firmas Inversiones JM 2004 y la Cooperativa Simón Bolívar Hacia El Futuro, que le abrieron camino como empresario pero usando la fachada del chavismo para llegar a construir una gerencia paralela en Pdvsa-Oriente

2 > Así las cosas. Cuando bajó el aluvión chavista ganó la alcaldía de Guanta, Marín se convirtió en el principal receptor de los fondos especiales que entregaba PDVSA y las empresas proveedoras y contratistas como aportes sociales y/o comunitarios. Ese proceso se concretó con la conformación de "empresas de producción social" de la municipalidad y la construcción de obras y financiamiento de proyectos lo que contribuyó a escalar a Marín. Mientras que las EPS le dieron la posibilidad de comenzar a construir su red empresarial derivando contratos hacia sus compañías de fachada o las de sus allegados.

3 > El ahora ex alcalde prófugo transfirió las acciones de sus empresas a su esposa, Esneidy Mayerling Villanueva Medina, con el fin de evadir la responsabilidad en caso de que las mismas recibieran contratos con la alcaldía o PDVSA. Sin embargo tales compañías siguen bajo su control de hecho tal como se evidenció con una serie de documentos recuperados por las autoridades.

4 > Uno de estos documentos es una autorización para que PDVSA realizara depósitos de los pagos generados a favor de Inversiones JM 2004 en las cuentas bancarias de la firma.

5 > Otro documento de enero de 2014 lo emite la firma Group Services & Transporte VIP transfiriendo a la empresa Cuferca la propiedad de un lote de vehículos importados. Se trata de 5 camionetas Toyota modelo Tacoma, y una modelo Sienna, los cuales estaban destinados a PDVSA. El hecho indica que las empresas de Marín eran proveedoras de equipos para la petrolera a través de las compañías de sus socios y cómplices , los hermanos Urbano Fermín ( uno de sus al menos 5 grandes socios visibles )...

6 > Asimismo se localizaron documentos de contratación y de pago conjunto de servicios aduanales para el manejo de las importaciones por parte de Group Services & Transporte VIP y Cuferca.

7 > Igualmente las autoridades recuperaron carpetas con relaciones de gastos personales de Marín y de su esposa Esneidy Villanueva, pagados por Cuferca.

8 > También se ubicaron documentos de propiedad de al menos tres vehículos a nombre de Jhonathan Marín, incluyendo una ambulancia. Así como títulos de propiedad de inmuebles a nombre de Esneidy Villanueva. Llama la atención la localización de contratos de compra-venta de activos como la firma Inmobiliaria Don Leonardo entre el empresario y contratista Constantino Bonaduce y Cataldo Marinell por la suma de 5 millones de dólares. Cabe la posibilidad de que Bonaduce hubiera actuado como un testaferro de un negocio que realmente era de Marín. La mansión mas grande de Anzoátegui fue al parecer vendida en secreto por Bonaduce a Marín.

 

9 > El conjunto de documentos localizados permite relacionar una decena de firmas comerciales usadas para amparar transacciones y contratos con características irregulares o abiertamente ilegales. Entre esas empresas se encuentran Cooperativa Simón Bolívar Hacia El Futuro, Inversiones JM 2004, Group Services & Transporte VIP, Suministros y Equipos Yopaima, Cooperativa Inversiones Rucio Moro, Anzoátegui Producciones VIP 2014 y J y P 2010.

10 > En simultáneo es posible ubicar un conjunto de compañías creadas en el sur del estado de Florida, EEUU, donde figura como principal directiva la señora Esneidy Mayerling Villanueva Medina, esposa de Marín. Es público y notorio que la familia Marín-Villanueva han fijado a EEUU como lugar de residencia, yendo de una quinta en Boston a un lujoso pent house en Brickell-Miami. Ee forma directa se pueden identificar tres compañías, algunas de las cuales se corresponden con los nombres de las formas registradas por Marín en Venezuela. Estas son: Inversiones J.M 2004, C.A Corp, Group Services & Transporte Vip C.A. Inc. y Vip Group Solutions LLC.

11.- Es inminente concluir, con una simple investigación y acumulación de material que ha sido conocido a raíz de las múltiples allanamientos hechos en dicha región oriental; que el ex-Alcalde de Guanta Jonathan Marín, llegó a ser el FILTRO excluyente e incluyente a la vez, en la adjudicación de todo contrato mil millonario que pudiera otorgarse en la Faja Petrolera del Orinoco. Las delaciones de Pedro León y el llamado "Coco" Sosa, solo aliñaron con algo mas de sazón la trama del "petroguiso" que conmociona la nación venezolana.

García Plaza lo delata

Este artículo fue publicado originalmente en abril de 2016 y permite visualizar la relación del prófugo protegido por el gobierno de EEUU con la trama de "empresarios" involucrados en el desfalco a PDVSA en la Faja del Orinoco. El contratista involucrado, Constantino Bonaduce, está públicamente vinculado con el alcalde de Guanta, Jonnathan Marín, quien sería la pieza clave del fraude por sus nexos con el exdirector ejecutivo de la FPO, Pedro León. Hoy García es testigo federal protegido.

 

La trama de la ofensiva contra la Revolución Bolivariana fue develada en abril del 2016 por Diosdado Cabello, quien puede considerarse el N° 2 del chavismo, cuando informó - como en otra decena de ocasiones distintas- que quien organizaba y financiaba una intentona golpista es el general y exministro fugitivo, Hebert Josué - ex socio de Jhonnathan Marin - García Plaza, procesado por corrupción.

En su programa semanal Con el Mazo Dando, que transmite el estatal VTV Canal 8, Cabello reveló que los fondos con los que se alimentaba la conspiración son los mismos que el alto funcionario se robó con contratos para comprar embarcaciones usadas con sobreprecio, concesiones para construir hangares, depósitos y hoteles en todos los aeropuertos del país, órdenes de compra de alimentos importados y una contratación con el mismo constructor de instalaciones aeroportuarias con el fin de restaurar todos los abastos de la red pública Bicentenario.

Es decir que a García Plaza el propio gobierno bolivariano, al ponerlo en cargos como el ministerio de Transporte Acuático y Aéreo (primero) y luego como ministro de Alimentación, le colocó en las manos los recursos para beneficio propio.

Lo dramático del caso es que el general dos veces ministro y jefe del Estado Mayor contra la Guerra Económica, no actuó a escondidas. Sus negociaciones las hizo a la vista y no dejó de argumentar o justificar porque las hacía.

Por ejemplo, en octubre de 2013, García Plaza inauguró mejoras en el aeropuerto de Barcelona, estado Anzoátegui, y anunció la firma de una alianza estratégica con el sector privado para la construcción de 101 hangares para aviación general y talleres, así como 26 locales comerciales y plataforma de carga, en los que se invierten cerca de 1200 millones de bs bolívares, según una nota de prensa de la empresa estatal Bolivariana de Aeropuertos (BAER).

La alianza, con una supuesta Cooperativa de Hangares “General José Antonio Anzoátegui”, fue presentada como una expresión del "socialismo aeroportuario" (sic).

Mientras el ministro "subrayó que el gobierno requiere empresarios respetuosos que quieran invertir y apuesten por el desarrollo nacional", el presidente de la cooperativa o empresa, Constantino Bonaduce, "manifestó que es posible el trabajo conjunto entre la empresa privada con el Gobierno para el progreso del país, especialmente con el estado Anzoátegui”, destaca la nota informativa.

Paralelamente el ministro realizaba otros notorios avances en la construcción del socialismo acuático con las gestiones para comprar tres ferrys que realmente habían llevado "rosca". Uno viajaba varias veces al día entre Gibraltar y el norte de África, otro hacía algo parecido en unos lagos en Canadá, y el tercero tenía un bojote de años de operación.

Con el pago de más de 50 millones de euros las tres naves fueron traídas a Venezuela, pintadas, maquilladas y con otros nombres. Incluso, una de ellas cambió su nombre de "Federico García Lorca", en homenaje al poeta comunista, fusilado por los monárquicos durante la guerra cívil, por el muy eclesiástico de "San Francisco".

Cuando comenzó el traslado al continente, una parada obligada en las islas Canarias, permitió que aficionados a las embarcaciones documentaran el evento y reportaran que se trataba de barcos muy usados y con al menos diez años de operación.

Para el momento García Plaza parecía un mariscal de campo, al frente de la ofensiva contra la guerra económica. Fue la época del "Dakazo" y de las inspecciones de cantidad de establecimientos.

Los ferrys comenzaron a funcionar entre tierra firme y Margarita y todos felices se olvidaron de lo gastados de los equipos, hasta que a los pocos meses comenzaron a fallar.

Cuando el escándalo estalló en 2015, ya García Plaza era ministro de Alimentación, y también en esa parte de la administración comenzaron a verse las costuras.

Varias sucursales de abastos Bicentenario, en plena agudización de la escasez y en medio de la guerra económica, quedaron fuera de operación desde finales de 2014. Uno fue el de Puerto La Cruz.

El hecho es que tras la investigación de emergencia se descubrió que el contratista de las reparaciones era el mismo de los hangares y depósitos de aeropuerto, el mismo Constantino Bonaduce, un acaudalado empresario de origen italiano.

Pero no sólo tenía el contrato de ese supermercado: en realidad le habían entregado un contrato general para restaurar toda la red de tiendas a nivel nacional. Para eso habían contratado a Protécnica, intervenida por el Estado por formar parte del Grupo Pro, de Ricardo Fernández Barrueco, propietario del quebrado Banco Canarias. Al estar intervenida la asimilaron a una empresa estatal y realizaron la contratación en forma directa.

Luego Protécnica subcontrató los trabajos con la compañía Himalaya Servicios, propiedad de Bonaduce. El escándalo llevó a la cárcel al empresario y a dos o tres de los administradores de Protecnica. Sin embargo, al menos dos no fueron procesados y a otro (sobrino de un alto funcionario) se le dio la libertad con una medida sustitutiva.

Entretanto el general se escapó y terminó pactando con los federales norteamericanos como única forma de poder disfrutar su riqueza obtenida sobre las carencias de los venezolanos.

Entre 2014 y 2015 sólo esos dos "empresarios" recibieron entre 150 y 200 millones de dólares a la tasa de 6,30 bolívares por dólar, para importar unas 150 mil reses desde Brasil.

Además de desviar a restaurantes de lujo o venderla a precios muy por encima de los regulados,lo más llamativo es ni siquiera los precios fijados oficialmente se acercaban al valor promedio con base en la tasa protegida. En promedio cada kilo de carne tendría un costo de un dólar, pero el precio regulado no bajaba de los 200 o 250 bolívares, mientras que el precio de mercado siempre superaba los 1 mil bolívares. Es decir, el sobreprecio podría estimarse en un 20 mil por ciento.

Las claves ocultas

– Conoce en 18 claves, los lujos del ex alcalde de Guanta, estado Anzoátegui, Jhonnathan Marín en la Faja Petrolífera del Orinoco.

Su rol como instrumento para la corrupción petrolera en el oriente del país tiene su origen en un presunto plan de socavamiento de la industria, que se ha replicado en casi todas las áreas de operación y empresas mixtas en los distintos ámbitos geográficos.

Ese proceso se concretó con la conformación de “empresas de producción social” de la Alcaldía de Guanta (un modesto municipio de Anzoátegui con escasas calles que otrora perteneció a Puerto La Cruz) construcción de obras y financiamiento de proyectos lo que contribuyó a escalar a Marín. Mientras que las EPS le dieron la posibilidad de comenzar a construir su red empresarial derivando contratos hacia sus compañías de fachada o las de sus allegados.

La consolidación de la principal maquinaria empresarial, Constructora Cuferca, con ramificaciones en EEUU, Republica Dominicana y Panamá: ocurre a partir de 2009 cuando se le adjudica los contratos para la gasificación de las ciudades de Barcelona, Guanta y Puerto La Cruz, y da pie para iniciar contrataciones de mayor magnitud con PDVSA en proyectos de la Faja del Orinoco. Versiones locales refieren que los hermanos Urbano Fermín pasaron de ser dueños de un camión volteo que “sacaba arena” a ser los accionistas del grupo empresarial de más rápido crecimiento de la región y tal vez de Venezuela Todo esto de la mano de Marín y el respaldo burocrático de la antigua gerencia de la Faja del Orinoco, hoy procesada por graves delitos de corrupción.

El empresario Marín (accidentalmente convertido en alcalde) proviene de una familia de raigambre adeca y por lo tanto se inició en la política como activista del partido blanco. Tras la avalancha del chavismo, a partir del año 2004 y luego de unas pasantías por la Causa R de la mano de Luis Edgardo Mata (uno de los abogados del condenado por pedofilia Jeffrey Sanz) se puso su camisa roja y apostó por esta opción de poder político que le resultó sumamente rentable. Es familiar directo del exalcalde de Barcelona, José Gregorio Salazar, “Goyo”, quien tras un millonario desfalco a la municipalidad huyó y vive en Miami.

Una versión indica que Marín se aproximó a la política local desde una posición como conductor de Nelson Moreno, entonces alcalde de Puerto La Cruz. Fue estrechando el nexo hasta el punto que lo designó enlace con el FIDES para la presentación y ejecución de proyectos de obras públicas. Allí modeló sus habilidades en el “mundo de los negocios”.

Un allegado y excolaborador lo define como una especie de articulador y coach de la corrupción para lo cual aprovecha cualquier “debilidad biosicosocial o desliz” de funcionarios, al punto de conservar videos o fotos de cualquier nivel de manera de poder asegurar su colaboración “voluntaria” y permanente en la obtención de contratos o favores.

Los nexos de Marín con el grupo Urbano Fermín están demostrados por el carácter público y notorio que han asumido los mismos y por documentos de negocios que están en poder de las autoridades. Eso incluye contratos a través de las empresas que están a nombre de su esposa Esneidy Villanueva para prestar servicios o vender suministros a PDVSA.

Uno de los episodios más sonados y repudiados fue la presentación del cantante colombiano Maluma, en Guanta durante el Carnaval de 2016. Aparte de una situación de violencia que dejó más de una decena de heridos algunos de bala, la presentación generó cuestionamientos sobre la cuantiosa erogación que supondría la misma. Marín rechazó las acusaciones asegurando que la alcaldía no había pagado nada pues todo había sido financiado, unos 200 mil dólares, por los empresarios de Cuferca a quienes señaló como patrocinantes del evento con nombre y apellido Toda una confesión impune de que incurrió en el delito de concierto de funcionario público con contratista.

También destaca el pago que realizó Cuferca a un costoso abogado penalista hoy preso por corrupción nombrado de pertenecer a la red de extorsión del antiguo MP por la defensa de su hermano Jhonny, imputado por varios delitos, incluyendo extorsión y porte de arma de fuego. Este último cargo fue descartado cuando un exjefe de la contrainteligencia, conocido en la región oriental, aseguró que el arma le pertenecía.

Marín tiene una especial y extraña relación con EE. UU. Posee varias compañías registradas en Miami, las cuales son representadas por su esposa. Al menos una de estas ha importado vehículos para su venta a PDVSA a través de empresas de los hermanos Urbano Fermín.

Los hijos y esposa de Marín están residenciados en Florida, sur de EEUU. Y él viajaba con una muy alta y sospechosa frecuencia en vuelos con aviones que estaban a su disposición sin restricción. Documentos de migración indican que solo un mes de agosto llegó a viajar cinco veces. Algunos documentos revelan la existencia de una vivienda en Boston y además una cercana relación con la familia de la antigua jefatura de la Faja. La señora Marín figura como garante de pago de la matrícula de un hijo del exjefe de la FPO en una escuela de idiomas de esa ciudad del norte de EEUU.

 

Marín no escatima en gastos: un diciembre realizó un viaje millonario con su grupo familiar a Bahamas. Luego se justificó diciendo que había sido invitado por un alcalde de República Dominicana y mostró fotos inspeccionando la construcción de un hotel. El avión usado es presuntamente propiedad de Cuferca y también había estado a disposición de Pedro León.

 

Meses atrás con motivo de su cumpleaños, Marín lo celebró en una localidad de la Gran Sabana en el estado Bolívar y fletó unos cuantos vuelos charter para trasladar a su corte de invitados desde distintos sitios del país y del exterior.

Marín no sólo conducía los negocios que ejecutaba a través de Cuferca: también lo hacía con el empresario Constantino Bonaduce (procesado por delitos de corrupción) a quien le ha enlazado negocios como una concesión de aeropuerto, que le ha permitido convertirse en dueño y operador de una especie de puerto aéreo en Barcelona llamado Aerocentro. En esa contratación estuvo metida la mano y la firma del general prófugo y confidente del gobierno de EEUU, Hebert García Plaza.

 

En la relación con Bonaduce, Marín presuntamente acordó la compra de una lujosa y enorme residencia en la urbanización Las Villas, de Lechería, bautizada como ONIX donde vivió de forma publica y notoria Se trata de una de las mansiones más grande del estado pues está en un lote formado por tres parcelas, con un área cercana a mas de 4 mil metros cuadrados. La transacción se hizo extraoficialmente por la suma de 4,5 millones de dólares, de los cuales Marín sólo pagó 2.5 millones.

Aunque todos estos hechos, con lujos y excesos que reflejan una profunda corrupción bio-psico-social, son públicamente conocidos su actuación y la de sus operadores empresariales se ha desarrollado con total impunidad por al menos una década.

El tren de vida y la riqueza acumulada por Marín y sus allegados en tan pocos años es imposible generarla legítimamente y sin un poderoso lobby financiero. Ninguno de los componentes de esta mafia corruptora y corrupta poseía bienes de fortuna previamente. Marín era un simple chofer y su esposa una secretaria de un concesionario de carros. Sencillamente no hay nada ni nadie que explique que sólo el grupo de empresas Cuferca tuviese cerca de 1 mil vehículos, incluyendo maquinaria pesada, grandes fincas, edificios, mansiones, aviones, yates, dentro y fuera de Venezuela, entre muchos otros activos que apenas están contabilizando las autoridades tras la detención de Carlos Esteban Urbano Fermín.

Aún falta ver cuales serán las reacciones de factores de influencia que, sin duda, contribuyeron con la consolidación de este plan de saqueo y sabotaje al primer reservorio de petróleo del mundo. ¿Quiénes saldrán en esta etapa crítica de la Patria con amenaza de bombardeo imperial en defensa de los bandidos?

Bonaduce en la crónica roja

El Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) sometió a varios interrogatorios a Constantino Bonaduce, presidente de la Cooperativa de Hangares General José Antonio Anzoátegui, empresa contratada por el Ministerio de Alimentación para la refacción del Abasto Bicentenario de Puerto La Cruz, dijo una fuente militar.

Las reparaciones comenzaron un agosto y se paralizaron en diciembre del mismo año, según lo expuesto por el entonces ministro de Alimentación Carlos Osorio, situación que ordenó investigar el presidente Nicolás Maduro.

Hubo tres presos por ese caso. Bonaduce participó también en el año 2013 en la rehabilitación del aeropuerto José Antonio Anzoátegui de Barcelona cuando García Plaza era ministro de Transporte Acuático y Aéreo.

Empresario que ordenó detener el presidente Maduro pasearía en yate por Mochima

Tres contratistas de la empresa Himalaya, responsable de la recuperación de la red de Abastos Bicentenario en la zona norte del estado Anzoátegui, quedaron privados de libertad en abril de 2015. Mientras que a un cuarto contratista se le otorgó medidas cautelares bajo presentación en el juzgado cada 30 días.

 

Tras dos días de audiencia, el Tribunal I de Control de Barcelona, a cargo de la juez Haydee Padrino, dictó medida privativa de libertad a Ulises Deleo (Constantino Ulises Bonaduce De Leo), Aníbal Nieves Martínez y José Labado por los delitos de peculado propio y concertación de funcionario público. Quedaron recluidos en el Sebin, en Barcelona.

Las fiscales 55º nacional auxiliar, junto a la V de Anzoátegui, Mariolga Daboín y María Del Valle Martínez, respectivamente, imputaron a los tres hombres por los citados delitos establecidos en los artículos 54 y 72 de la Ley Orgánica Contra la Corrupción.

Los representantes de la vindicta pública pidieron medidas cautelares para Miguel Torres y la magistrada Padrino las acordó, pero bajo ciertas condiciones legales.

La juez ordenó bloquear e inmovilizar las cuentas bancarias de Torres y Nieves. También les prohibió enajenar y gravar bienes inmuebles.

Trascendió que la Fiscalía alegó que la empresa Himalaya tenía asignado un contrato sin tener fondos suficientes para ejecutar la obra y la paralizaron ilegalmente, poniendo así en riesgo la seguridad alimentaria del pueblo.

Al parecer, la empresa suspendió los trabajos con el aval de una carta de paralización otorgada por una empresa de nombre Protécnica, supuestamente propiedad del gobierno.

La empresa Himalaya es la constructora que hizo la remodelación del aeropuerto de Barcelona y los hangares. También la construcción del terminal de pasajeros de Barcelona, el terminal marítimo en Guanta e incluso tiene contratos en la faja petrolífera del Orinoco y en otras partes del territorio nacional.

Constantino Bonaduce es el presidente de la Cooperativa de Hangares José Antonio Anzoátegui, contratada por el Ministerio de Alimentación para rehabilitar el abasto Bicentenario de Puerto La Cruz. La obra estuvo paralizada desde diciembre de 2014, denunció el presidente Nicolás Maduro durante un acto en Barcelona en abril de 2015. “Tenemos presos a los tres gerentes principales y al dueño de la empresa por estafador”, dijo.

Mochima

De acuerdo a fuentes enteradas, en el pasado era notada la presencia de Constantino Bonaduce en la Playa El Faro del Parque Nacional Mochima, en el Oriente venezolano, paseando a bordo del yate V & V, junto al propietario del navío. Según se supo extraoficialmente, el empresario había logrado el beneficio de arresto domiciliario debido a supuestos problemas de salud. No obstante, la presencia de Bonaduce en el Parque Nacional Mochima contradice la supuesta medida.


Constantino Bonaduce ha pagado limpiezas millonarias en la web para sacudirse el polvo de la estafa a los Abastos Bicentenario, que de nada valen, pues siempre habrá quien siga sus pasos hasta que sea castigado con todo el peso de la ley. Tarde o temprano los corruptos tendrán que rendir cuentas. @Info_NotiVzla

No hay comentarios:

Publicar un comentario