jueves, 10 de mayo de 2018

Mafia Árabe se apodera de inmuebles al oriente de Venezuela

 
Una mafia de origen árabe se ha creado en el Estado Anzoátegui, encabezada por un grupo de “abogados” que tienen elaborado un sistema de estafa / fraude que consiste en simular un acto de derecho como es realizar una “consignación arrendaticia” utilizando la misma historia inventada para casi todos los casos y siempre las víctimas son PERSONAS DE LA TERCERA EDAD Y/O DISCAPACITADOS y en consecuencia dejarlos sin sus medios de sustento.

Por ejemplo: Restaurant Grill House C.A. J-3116007-2 consignan desde el 2014 Bs. 10.000 (ni un refresco) por un local comercial de 100 mts2 que se cotiza según corredores inmobiliarios o páginas del ramo entre 50 millones y 100 millones mensual. También este otro ejemplo: Panadería Exquisiteces Olas del Mar J-29425407-1 es un local comercial de más de 300 mts2 que se cotiza según corredores inmobiliarios o páginas del ramo entre 150 y 300 millones mensuales y consignan Bs. 100.000 mensual desde el 2015 (ni para un chocolate). Otro más: Restaurant Kleyopatra 1983 C.A. J-31726303-0 donde “casualmente” trabaja según Seguro Social el “abogado” de esta mafia y aparecen apellidos ya repetidos cuyo Expediente Nº S-14-1779 se encuentra en el Juzgado Décimo de Municipio Simón Bolívar, Urbaneja, Sotillo y Guanta; este local está muy bien ubicado y tiene una superficie de más o menos 250 mts2 se cotiza entre 150 y 300 millones mensuales por su buena ubicación, pero consignan mensual Bs. 25.000 desde noviembre 2014. Seguimos sumando y tenemos a Restaurant CHAWARMAS EL REY DAVID II V-21612451-7, también consignan Bs. 25.666, este Expediente Nº S-15-2052 se encuentra en el Juzgado Décimo de Municipio Simón Bolívar, Urbaneja, Sotillo y Guanta.

Siempre son personas mayores las víctimas de estos abogados: LUIS ALBERTO RIVAS SILVA y el abogado RICARDO A. BAJARES GONZÁLEZ que no solo engañan a los Tribunales con historias inventadas e inverosímiles sino que utilizan instrumentos derogados para el inicio de la consignación y retrasan intencionalmente los juicios contra gente inocente (lo que es una ESTAFA PROCESAL) y en consecuencia violándoles a estas personas mayores sus derechos humanos, porque les quitan sus medios de subsistencia (les quitaron sus alquileres). También puede verificarse en el Tribunal Octavo de Municipio de Puerto La Cruz, expedientes:BP02-S-2015-001573, BP02-V 2017-566 y 321-14.

Lo gracioso de todo este tema es que estos comercios involucrados ya siendo beneficiados de esta competencia desleal venden sus productos más caros que otros comercios honestos y el dinero que no le pagan a sus arrendadores lo utilizan en publicidad costosísima y para pagar coimas o vacunas a funcionarios corruptos que conocen esta irregularidad, entre ellosfuncionarios judiciales y del SUNDDE.

Esta noticia que fue “casi” un escándalo, extrañamente dejo de serlo: http://www.elnorte.com.ve/decomisan-49-sacos-de-azucar-en-puerto-la-cruz/ ; allí se ve a un Concejal decomisando unos sacos de azúcar y otros productos que realmente eran de la Panadería Exquisiteces Olas del Mar J-29425407-1 antes mencionada pero terminaron en Farmacia Farmasano, C.A J-40253987-8 donde fueron decomisados, esta farmacia es de los mismos dueños de la Panadería (árabes de apellido BOU HAMDAN).

Esta situación irregular que está sucediendo con los Locales Comerciales y que involucra a un mismo grupo de “abogados” en definitiva BUSCAN APROPIARSE de estos Locales Comerciales, porque hasta sus contratos de arrendamiento finalizaron, en consecuencia ni tendrían que estar allí; pero hacen fraudes en Tribunales para estar allí.

Es posible que haya otras víctimas de actuaciones como éstas.

Por cierto el abogado RICARDO BAJARES le dieron un contrato de PDVSA millonario para la época, cuando en Petrocedeño trabajan abogados amigos de éste. He aquí una de sus amigas pero los hermanos de ésta también trabajan en PDVSA (apellidos Guerrero Rodríguez).

El abogado LUIS RIVAS SILVA supuestamente es adeco y extrañamente nombrado por chavistas como Procurador de Anzoátegui en noviembre 2017.

  





No hay comentarios:

Publicar un comentario