viernes, 6 de abril de 2018

Turismo ‘enchufado’ de salud

 

Los negocios de los enchufados no tienen límites. Tal es la inversión de un abogado, Augusto A. Calzadilla, en un negocio redondo de turismo de salud, donde cobran en dólares a los extranjeros e importan medicinas a dólares preferenciales, con lo cual el leguleyo es el mayor ‘megaenchufado’ del sector salud de Venezuela, luciendo en la cumbre de la pirámide social de la ciudad nororiental de Lechería, donde habita en una espectacular quinta en Las Villas, diseñada y construida a su gusto, para la que fueron unidas dos parcelas.
Para el abogado fue gananciosa su gestión como socio de Franklin Duran. Y de esta manera lleva las riendas y aparece en el directorio de accionistas de una línea aérea. Propició la interesada boda de su cuñada con un directivo del Puerto de Guanta y así comenzaron las millonarias importaciones de medicinas y equipos médicos, cuyos compradores eran clínicas de las que era consultor legal. Parte de las importaciones fueron medicinas genéricas desde India.
Desde un galpón ubicado en la comunidad de Las Garzas en Lechería, producen suero y empaquetan con etiquetas propias de productos importados.
El bufete del abogado Calzadilla representa a empresarios y burócratas que huyeron luego de desfalcar a empresas de la Faja Petrolífera del Orinoco, tales como Carlos Urbano, Nelson Bustamante, Pedro García, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario