Empleados de Chevron detenidos habrían sido presionados para firmar órdenes de compra con sobreprecio | LA ORQUIDEA ILUSTRADA

jueves, 19 de abril de 2018

Empleados de Chevron detenidos habrían sido presionados para firmar órdenes de compra con sobreprecio

 

Carlos Algarra y Rene Vásquez fueron los empleados de la trasnacional petrolera Chevron detenidos por el SEBIN, medida que muchos trabajadores han calificado como ‘secuestro’. Chevron es socia de Petropiar, legalmente constituida como empresa mixta.
Según trabajadores, a Carlos Algarra y a René Vásquez les están pasando factura. Los cargos son traición a la patria y retraso de unas órdenes de compra.
A través de la empresa importadora IAACAVEN, se creó una orden de compra de unos bloques refractarios, que los cotizaron en 500$ con un sobreprecio muy alto. Esos mismos bloques refractarios cuestan hasta 30$. Los trabajadores sostienen que Algarra y Vásquez recibieron presiones por intermedio de funcionarios del SEBIN para firmar las órdenes de compra, lo cual no aceptaron por tener un sobreprecio muy alto.
La empresa IAACAVEN trabaja de la mano con el presidente de Petropiar Freddy Viloria, militar encargado por el ministro Manuel Quevedo y quien dejó muchos desaguisados en Barinas. A Algarra y Vásquez les exigieron la firma de la orden de los bloques de 30$ para ser comprados a 516$.
Petropiar no tiene cómo costear los gastos. Pedro Coronil, José Meléndez, Francisco Velásquez y Luis Hernández, dueño del comercio Costa Market, la dejaron Quebrada, por lo cual han recurrido a Chevron para que los auxilien con una inyección de dólares.
Carlos Algarra estaba en Argentina hasta que le asignaron el reto de Petropiar. Muchos trabajadores dan fe de la reputación intachable de Algarra y Rene Vásquez, quienes tendrían muy buenos ingresos como para prestarse a corruptelas. Reiteran que fueron presionados para que firmaran las órdenes de compra por varios millones de dólares con sobreprecios exorbitantes, pero no se dejaron doblegar, por lo cual fueron detenidos o como opinan, ‘secuestrados’, a capricho también de la empresa IAACAVEN, del presidente de Petropiar Freddy Viloria y del Presidente de CVP Mayor Rafael Urdaneta.
La producción descendió de 158.000 a 92.000 barriles diarios en apenas tres meses, es decir 66.000 barriles diarios menos o 5.940.000 barriles en total, que se han dejado de producir y que a un precio promedio de 62$ por barril, se traducen en una pérdida de 368.900.000$, nada más en Petropiar, ya que estas cifras no contemplan a las demás empresas mixtas de PDVSA. Se calcula que PDVSA, incluidas todas sus filiales, han dejado de percibir alrededor de 6 mil millones de dólares en apenas tres meses.

No hay comentarios:

Publicar un comentario