jueves, 22 de marzo de 2018

Ex-alcalde Jhonnathan Marín se convierte en USA en testigo protegido

 

Hasta ahora muchos se preguntaban cómo era posible que media docena o más de cómplices y socios del ex alcalde prófugo de Guanta Jhonnathan Marín estuvieran presos y se les hubieran incautados los bienes, por grandes fraudes en contra de PDVSA y en la Faja Petrolera del Orinoco y con este oscuro personaje no ha sucedido nada. Sus decenas de propiedades en Venezuela siguen intactas y en manos de diversos testaferros.

De buena fuente se sabría que Marín concreto un pacto con la Fiscalía de Venezuela, en el cual intermediaron importantes figuras chavistas. A cambio Marín y su Cartel no revelaron los negocios y operaciones de los "asociados comerciales" de otras figuras del régimen.

Testigo protegido


Con el visto bueno y aprobación de jefes chavistas el otrora alcalde Marín huye en medio de tropiezos a USA, donde estaría gestionando la obtención de una visa de inversionista, aplicada por su esposa Mayerling Villanueva. Pero tras bastidores se oye que Jhonnathan Marín restablece relaciones con Pedro García, familiar de Pedro León y quien fue juzgado en Venezuela por narcotráfico. García se acogió al un programa de testigos protegidos y este lo pone en contacto con la agencia federal. Todo bajo el consentimiento de jefes chavistas.

Jhonnathan Marín también se acoge al programa de protección de testigos a cambio de importantes delaciones, preservando buena parte de la millonaria fortuna de su esposa. A partir de ese momento se produjeron imputaciones, juicios y capturas en contra de importantes funcionarios y ex funcionarios de PDVSA y solo pocas hora atrás la inclusión en la Lista Clinton (OFAC) de Carlos Rotondaro , ex presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y socio de Marín.

Rotondaro apoyó a Marín con cientos de miles de dólares en efectivo e insumos desde que era precandidato a alcalde. Luego le transfirió al menos 4 veces el monto total para construir el Hospital Materno Infantil de Guanta, que aún no se inaugura, participaron en el mercado negro de medicinas, tráfico de narcóticos y lavado de dinero. Las recientes medidas en contra de Rotondaro y otros altos funcionarios se deben en buena forma a las delaciones de Marin, siguiendo órdenes directas de jefes chavistas.

 

Tarde pero seguro

Willian Antonio Contreras, superintendente nacional, de la Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos y Carlos Alberto Rotondaro Cova ex presidente de la Junta Directiva del Instituto Venezolano de Seguridad Social, engrosan a partir del lunes 19 de marzo la lista de funcionarios y ex funcionarios del gobierno bolivariano de Nicolás Maduro señalados por el gobierno de los Estados Unidos.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos designó a cuatro funcionarios como parte de los esfuerzos constantes del Tesoro para poner de relieve la mala gestión económica y la corrupción endémica del régimen de Maduro.

Como resultado de las acciones, todos los activos de Contreras y Rotondaro están sujetos a la jurisdicción de los EEUU, han sido congelados, y los estadounidenses tienen prohibido tratar con ellos.

A Willian Contreras lo acusan, por manejar los continuos controles de precios impuestos por SUNDDE en negocios que van desde supermercados hasta compañías multinacionales, de que las empresas han disminuido la producción o han dejado de operar en lugar de seguir importando materias primas para incorporarlas a productos que se les ordena vender por mucho menos que los precios típicamente encontrado en supermercados.

Por su parte Rotondaro, ex presidente de la Junta Directiva del IVSS, lo señalan por estar al mando de la agencia gubernamental encargada de proporcionar medicamentos a los pacientes para enfermedades crónicas. Como resultado del colapso económico de Venezuela bajo Maduro, el país ya no compra suficientes medicamentos extranjeros o produce suficientes medicamentos propios. Debido en parte a la insuficiencia de vacunas y antibióticos, las enfermedades que alguna vez fueron controladas como la difteria y el sarampión han regresado, mientras que los venezolanos que sufren enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes a menudo tienen que renunciar al tratamiento. El sistema de salud de Venezuela continúa cayendo en una crisis más profunda luego de años de agitación económica, provocando brotes de enfermedades tratables y el aumento de las tasas de mortalidad.

Caída Libre


Carlos Rotondaro fue destituido como presidente de la Junta Directiva del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), cargo que ocupó luego Luis Salerfi López Chejade en condición de encargado. 20 de noviembre 2017.

Tras 10 años en la presidencia, sale Carlos Rotondaro. En 2007 fue designado por el presidente Hugo Chávez como presidente de la junta directiva, en sustitución de Jesús Mantilla. Desde entonces ejerció el cargo al frente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss).

Aparecido en Gaceta Oficial extraordinaria número 6.341, de fecha 21 de noviembre, Rotondaro se mantuvo en el cargo durante 10 años, bajo diversas acusaciones y denuncias sobre la falta de distribución de medicinas, tratamientos y medicamentos de alto costo para el tratamiento para quimioterapias contra el cáncer, inmunosupresores para pacientes trasplantados, tratamiento para enfermedades cardiovasculares y otras afectaciones graves.

Según el portal Poderopedia, Rotondaro egresó del Ejército en 1987 en la posición 39 de la promoción “Tomás Montilla”, de la que también egresaron el segundo hombre más influyente del Gobierno, Diosdado Cabello Rondón, así como Jesse Chacón Escamillo, Alejandro Andrade y Jesús María Mantilla, entre otros.

En 2009, el militar fue designado como Ministro para la Salud. Sin embargo, en febrero de 2010 regresó al IVSS luego de renunciar al ministerio “por estrictas razones de salud’, según informó el fallecido presidente Chávez, quien elogió el trabajo realizado.

En julio de 2012 fue ascendido al grado de General de Brigada, por el presidente Chávez, de un grupo de 147 militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en un acto en Fuerte Tiuna.

En Gaceta Oficial N° 6.431, del martes 21 de noviembre de 2017, el presidente Nicolás Maduro nombra al ministro del Poder Popular para la Salud, Luis Salerfi López Chejade, como nuevo presidente de la junta directiva del IVSS.

Carlos Rotondaro

Expresidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), ente en el que ha ocupado varios cargos desde 2003. Egresó del Ejército en 1987 en la posición 39 de la promoción “Tomas Montilla”, de la que también egresaron el segundo hombre más influyente del Gobierno, Diosdado Cabello Rondón, Jesse Chacón Escamillo, Alejandro Andrade y Jesús María Mantilla, entre otros. Entra al IVSS en 2003, año en el que fue nombrado miembro principal de la junta directiva por el presidente Hugo Chávez. En 2007 es designado presidente de la junta directiva, en sustitución de Jesús Mantilla. Dos años después, en 2009 fue designado ministro para la Salud y en febrero de 2010 vuelve al IVSS, tras renunciar al rol de ministro de Salud “por estrictas razones de salud', dijo el presidente Chávez, quien elogió el trabajo realizado por Rotondaro, “no es fácil pero lo llevó de la mejor manera”. El entonces mandatario nacional calificó de "locuras" las versiones de la prensa local según las cuales habría renunciado por su supuesto rechazo a la entrada de cubanos en posiciones estratégicas del Ministerio de Salud y de los hospitales, reportó la agencia EFE. En julio de 2012 fue ascendido al grado de General de Brigada, por el presidente Chávez, de un grupo de 147 militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en un acto en Fuerte Tiuna. El 19 de marzo de 2018 fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos. Sus bienes fueron congelados y sujetos a la jurisdicción del gobierno estadounidense. También, estaría señalado por hechos de corrupción.

Pendientes

En el IVSS Rotondaro deja varias cuentas pendientes, entre ellas los contratos a dedo que asignó a una red de empresas controlada por una familia zuliana, quienes recibieron más de 455 millones de dólares preferenciales .

Con casa en París

Saint-Germain-des-Prés, está entre los barrios más caros de París. Si algún lector quiere enterarse de la cotización un apartamento ubicado en el sector donde residen los hijos del generalote Carlos Rotondaro Cova, presidente del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), no tiene más pulsar el enlace en la Internet bit.ly/23xYINA: € 17.000 el metro cuadrado, equivalente a US $ 19.000 ¡Una pendejaíta!.

Circulan informaciones, concordantes y bien fundadas, según las cuales dos jóvenes, hijas de Rotondaro Cova, residen en un muy lujoso apartamento de Saint-Germaín-des-Prés. No de uno, ni de dos, sino de tres pisos los cuales totalizarían alrededor de 360 metros cuadrados. El valor del fastuoso inmueble –sin contar el lujoso mobiliario- rondaría los € 6.120.000,00 que equivalen US $ 6.840.000,00.

En medio del pronunciamiento de la Asamblea Nacional (AN) que declara crisis humanitaria en el sector salud a causa de la problemática del acceso a las medicinas y el desastre hospitalario la sola pregunta irrita, subleva, exacerba. Lo menos que deberían hacer los diputados para no quedarse, en retóricas, es llamar a Rotondaro para que les explique cómo hace para que sus hijas cubran los costos de residir en el palacete.

Los primeros Rotondaro, son originarios de Italia. Los modestos inmigrantes con ese apellido, que llegaron a Venezuela la década de los 20 del siglo pasado, se asentaron en Villa de Cura. Hasta esa población del estado Aragua, se trasladó un equipo para averiguar si algún ancestro del presidente del IVSS, había explotado una mina de oro o se había sacado el gordo de la lotería, de modo de legarle a su descendencia la colosal fortuna que hace falta para comprar tal clase de inmuebles en la Ciudad Luz.

Los abuelos – nos relató un lugareño, cronista espontáneo de la referida ciudad- tuvieron una finquita en el sector del Toquito. Pero la abandonaron, para irse a Caracas. El general Rotondaro, hasta hace seis o siete años, era un “pelador” que vivía “arrimado” con su esposa y dos hijas en una quintica propiedad de su suegro en El Marqués, al Este de la capital de Venezuela. Cuando le dio una “patada a la pobreza” lo primero que hizo fue abandonar a su doñita, buscarse una “carne fresca”. A la, ex, en la partición de bienes conyugales le adjudicó un apartamento de lujo en la urbanización La Castellana de Caracas y dos concesiones de la trasnacional gringa “Inmobiliaria Century 21 " a razón de US $ 100.000,00 cada una y, él, con su nueva pareja –los chavistas al primer “picón” de su secretaria privada, lo abandonan todo- hizo lo propio en la misma urbanización, pero un en Pent House. Asombra que ahora se descubra que sus hijas habitan en un palacete en París ¿Cuántas batallas habrá ganado nuestro Clausewitz bolivariano? –concluye el viejo amigo villacureño, su retahíla.

Lo censurable, lo que repugna, es la impúdica exhibición de riqueza del cabeza de familia. Por lo mismo, nos vamos a limitar a identificarlas con apócopes de sus nombres de pila: “And” y “Ale” llamaremos a las jóvenes. Lo mismo con las fotos que ellas mismas han colgado en la red.

“And”, no viajó a París a estudiar sociología marxista, ni se recibió como nutricionista popular para regentar un comedor para indigentes en Venezuela. Se matriculó y obtuvo grado en la prestigiosa academia de alta cocina “Le Cordon Blue”, en la 8 Rue Léon Delhomme. La matrícula esa institución ronda los €15.000,00 semestrales, por lo que la carrera de la hoy cheff «maître de la haute cuisine» le debe haber representado a su “apito” la modesta suma de € 120.000,00. No hay dólares para nuestros estudiantes en el extranjero, pero sobran los euros, yenes, yuanes y hasta pesos macuquinos para las “estudiantes” bolivarianas.

Contrato-fachada de alquiler

Nuestras fuentes, aseguran que el general Carlos Rotondaro, no figura en los respectivos documentos como propietario del costosísimo inmueble. A manera de excusa les expresa a quienes le preguntan cómo hace para mantener tal tren de vida: “Un amigo, muy generoso, me ha arrendado el apartamento, en bolivaritos”.

En el exclusivo barrio francés el metro cuadrado ronda los € 17.000, lo que equivale US $ 19.000.00

Ni aún así, el ex responsable de la seguridad social de los venezolanos puede justificarse. En Francia, los impuestos municipales (eso que llamamos derecho de frente) se calculan a razón del 1% del valor del inmueble. Si partimos del cálculo, muy conservador, por cierto, de la propiedad en cuestión, tendríamos que, nada más, por impuestos a la ciudad tendría que pagar el equivalente a US $ 68.000,00 al año a lo que tendría que sumar el condominio mensual de US $ 6 o siete mil mensuales, más, al año, para totalizar US $ 136.000,00 anuales, por tales conceptos. Todo ello sin contar con el canon de arrendamiento, manutención y matrículas universitarias de “And” y “Ale”. Mucha tela qué cortar para Unité de la Police Française contre le Blanchiment d’argent porque el cuento del “amigo generoso” apesta a lavado de dinero negro.

¿No consigue Bevacizumab? ¡Están en Saint-Germain-de-Prés!

Los pacientes de cáncer urgidos de Bevacisumab, encontrarán el medicamento en París, en Saint-Germain-de-Prés, pero en forma de ladrillos. Podrán explicarse, aunque les sirva de poco, por qué el desabastecimiento farmacéutico los condena a la indefensión médica y a una condena a muerte express. Lo mismo les ocurrirá a los necesitados de diálisis; Metformina, Levotiroxina y Euthyrox para la diabetes y la tiroiditis; Tegretol, Fenobarbital para los epilécticos; Ibuprofeno, Atamel jarabe, Vick Vaporub para los pacientes, de zica y dengue; Digoxina, Verapamilo, Valsartán, Enalapril, Amlodipino, Dinitrato de isosorbide, Lecardip y Vastarel para quienes padezcan deficiencias cardiovasculares; Benutrex, Eritropoyetina humana, para pacientes renales. Hasta la Viagra y los preservativos han desaparecido de los anaqueles.

La Ley contra la Corrupción, cuya más reciente versión la promulgó Nicolás Maduro, contempla cárcel contra todo funcionario público que no pueda justificar el origen licito de su enriquecimiento. Guarda de aprobar demasiadas ordenanzas, pero las que apruebes, mira que se cumplan, aconsejaba El Quijote a Sancho, antes de irse este último a gobernar su ínsula de Barataria. En la Bolivariana, a falta de papel tolalé, las leyes sirven como sucedáneo.

Rotondaro Cova, integrante del Clan Cabello

Designado presidente del IVSS, en mayo de 2007, Carlos Rotondaro Cova, es uno de los funcionarios públicos con mayor tiempo de permanencia en un cargo. Con cualquier gobierno medianamente decente, ya hubiese sido cesanteado. Sobre todo ahora ante la pavorosa crisis humanitaria en el sector salud.

Su longevidad en el poder obedece a que es altopana de Diosdado Cabello. Ha sido cuota del clan de funcionarios a este último. Una buena razón para investigarlos a los dos. No se puede tener palacetes en París y salir liso sin una buena interpelación. Es lo menos que se puede exigir.

Cartel delictivo

Fuentes del sistema de justicia indican que entre las personas presuntamente vinculadas al desfalco descubierto por el Ministerio Público en la Faja Petrolífera del Orinoco, estaría Jhonnathan Marín, alcalde de Guanta, estado Anzoátegui, militante del PSUV.

La Fiscalía General, dio cuenta, recientemente, de irregularidades observadas durante la administración del ex director de la Faja Petrolífera del Orinoco, Pedro León Rodríguez, durante el período 2010-2016, con pérdidas para la nación estimadas en 200 millones de dólares.

La Faja concentra 90% de los recursos petroleros de Venezuela y es considerada el reservorio más grande de petróleo pesado y extrapesado existente en el mundo. Se divide en cuatro grandes campos: Boyacá, Junín, Ayacucho y Carabobo. Comprende parte de los estados Guárico, Anzoátegui, Monagas y Delta Amacuro. Su extensión es de 55 mil 314 km2. Es una área de concentración de numerosas inversiones nacionales e internacionales.

Tras una serie de allanamientos, se descubrieron documentos incriminatorios relacionados con un conjunto de personas que estarían ligadas con las operaciones ilícitas con las contrataciones en la Faja Petrolífera del Orinoco, causantes de tamañas pérdidas al país. Entre esos allanamientos fue visitada por los organismos de seguridad la residencia de un primo hermano del mencionado ex director, de nombre Isaías León. Los mismos se llevaron a cabo en la urbanización Guaraguao de Puerto La Cruz (Anzoátegui), donde fueron hallados documentos de empresas presuntamente relacionadas con el alcalde Jhonatan Marín y su esposa, Esneidy Villanueva, accionista de la Cooperativa Simón Bolívar Hacia El Futuro y de Anzoátegui Producciones VIP 2014, S&S Excelencia, Suministros y Equipos Yopama.

Las empresas propiedad del alcalde y su pareja, fueron contratadas para prestar servicios en la Faja Petrolífera, y en los respectivos contratos fueron detectados sobreprecios por el orden del 230%, según las investigaciones. Otra firma que aparece en las contrataciones es la Constructora Urbano Fermín, CA (Cuferca), considerada como el ente principal desde el cual se habrían tejido todos los actos de corrupción que vienen siendo develados en torno a las operaciones en la Faja.

Desde el Ministerio Público se informa que en 2015 el presidente Nicolás Maduro solicitó a dicho poder y la jefatura removida por la ANC, Luisa Ortega Díaz, iniciar una investigación en la señalada zona petrolera. La investigación comenzó alrededor de la adquisición de dos mono-boyas que serían reemplazadas en el Terminal de Almacenamiento y Embarque José Antonio Anzoátegui, en el Criogénico de Jose.

Tales investigaciones determinaron que el director de la Faja, para ese momento, Pedro León Rodríguez, adquirió los aparatos por 76,2 millones de dólares; pero que las mono-boyas nunca fueron instaladas ni utilizadas.

Al respecto, el Ministerio Público acudió al Tribunal 3° de Control de Anzoátegui, para que autorizase un allanamiento a la Constructora Urbano Fermín C.A. (Cuferca) en el mes de febrero de 2017. En su ejecución aparecieron documentos probatorios de los vínculos entre el director de la Faja Petrolera y el alcalde de Guanta, incluyendo contratos adjudicados a las compañías de la esposa del alcalde Jhonatan Marín, por las empresas mixtas de la Faja Petropiar, Petrocedeño y Petromonagas.

Como intermediario entre los gerentes investigados y el Ministerio Público para la fecha, se señala al abogado Rafael Parra Saluzzo. Se detecta el ocultamiento de las evidencias encontradas durante los allanamientos a Cuferca y otras contratistas, así como relaciones entre Parra Saluzzo y Cuferca, sociedad que, según el expediente, asumió la construcción de un hotel en República Dominicana. Todo ello como parte de una operación de "limpieza" del nombre de los investigados y de aseguramiento del disfrute delictivo de lo desfalcado. A través del abogado Parra Saluzzo, quien fungió como defensor de los Guevara, condenados por el asesinado del fiscal Danilo Anderson, se establecía un correaje con el Ministerio Público con regalo de pasajes de primera clase a directores de línea para vuelos internacionales y cirugías estéticas a hombres y mujeres, según testimonios recogidos.

Desde el MP se maneja la tesis de que los fiscales que llevaban a cabo la investigación, Pedro Lupera y Luis Sánchez, habrían desestimado el detectado sobreprecio, lo que contribuía a congelar el caso. Contra Lupera ha sido emitida una orden de aprehensión; Sánchez permanece preso en el Sebin y el ex director de la Faja fue detenido en el estado Nueva Esparta.

El alcalde Jhonnathan Marín, aunque alistado en las filas del PSUV, proviene de una militancia juvenil en AD y es familiar de un ex alcalde de Barcelona, capital del estado Anzoátegui, también adeco, de nombre José Gregorio Salazar y conocido como" Goyo ", con una trayectoria muy cuestionada y conflictos con la justicia por los cuales huyó a Miami. Hoy es señalado de haberse beneficiado de "guisos". Fue colaborador del alcalde de Puerto La Cruz, Nelson Moreno, por el cual fue nombrado como "enlace" entre el gobierno municipal y el gobierno central, para gestionar los proyectos y recursos de fondos públicos. También se le relaciona con Carlos Rotondaro (IVSS), como uno de los que le brindaron apoyo para el ascenso a su posición de alcalde por vez primera y para su reelección como abanderado del PSUV en el municipio. Habría tenido pésimas relaciones con Tarek William Saab cuando fue gobernador (luego Defensor del Pueblo y hoy Fiscal General).

La esposa de Marín se fue abriendo camino en el mundo empresarial del espectáculo y promoción artística, y se dice que comenzó a manejar negocios relacionados con la gestión de la alcaldía y dinero proveniente de contratos con PDVSA, como los que ahora están siendo investigados por presunto sobreprecio e irregularidades. Reportes de la prensa digital hablan del disfrute de lujos y un muy alto nivel de vida por parte de este funcionario público y su familia, compra de medios de comunicación, adquisición de propiedades en el extranjero y una muy dinámica actividad económica. Un hermano de Jhonnathan Marín, fue objeto de una medida judicial al ser acusado de implicación con extorsiones en contra de empresarios metalúrgicos. Se le atribuyen conexiones con el banquero prófugo José ‘Chacho’ Zambrano. @Info_NotiVzla

No hay comentarios:

Publicar un comentario