jueves, 11 de enero de 2018

Carreño, El Hatillo y Oriente


Pedro Carreño tenía muchos intereses en Anzoátegui y sirvió de puente al prófugo de Guanta Jhonnathan Marín con Venevisión, haciendo uso de sus vínculos parentales con una reportera de la planta televisiva.
Como en otros casos, los negocios en Venezuela no tienen color político. Solo se imponen los intereses y el color del dólar norteamericano. A Carreño siempre le han atribuido vicios y una relación más que de amistad con Rosa Yadira Silva Suniaga, quien es o era la Registradora Pública de El Hatillo. Pero también, a ambos, una compenetración con el alcalde de Proyecto Venezuela Alfredo Catalá, quien luego huyó de Venezuela.

 

Catalá no es el único dirigente de Proyecto Venezuela cuyo enriquecimiento fue anómalo. Carlos Méndez, quien fuera secretario de gobierno del estado Carabobo, le disputa a Oswaldo Muñoz la propiedad de El Venezolano TV, empresa tomada por el dinero de la familia Salas Römer.
Pero volviendo al tema Carreño, la registradora Rosa Yadira Silva y Alfredo Catalá llevaron a efecto una megaoperación en la cual se apropiaron de un sinnúmero de inmuebles y terrenos en El Hatillo, La Lagunita Country Club y alrededores, fraudulentamente. Una de las víctimas fue el ex-esposo de Rosa Yadira Silva Suniaga, un ingeniero de nombre Pedro Eduardo Gabanzo Diaz, quien supuestamente la sorprendió en un baño de la casa en medio de una fiesta en plena intimidad. De allí que se diga que su relación con Carreño es más que de amistad. La relación de Silva con Carreño y con Alexander Del Nogal sería también en el manejo de propiedades millonarias.

 

Pedro Carreño era visto vacacionando habitualmente en “La Picúa”, la casa de playa de Douglas Nassar, un empresario, ubicada en una de las islas Chimanas , en el Parque Nacional Mochima. La casa contaba con todas las comodidades del mundo moderno, cocina interna y externa, planta eléctrica, planta desalinizadora de agua de mar, sistema de sonido e iluminación envolvente, etc. La monumental vivienda fue adquirida luego por Pedro García, quien fue pariente del ex-director de la Faja del Orinoco Pedro León. García huyó de Venezuela acusado de tráfico de drogas y se oye que sería testigo protegido de los buró federales norteamericanos. Estos disfrutaron de millones de dólares en negocios en la Faja Petrolera del Orinoco.

2 comentarios:

  1. el que tenga ojos que escuche y el que tenga ojos que vea

    ResponderEliminar
  2. NO... PEDRO CARREÑO COMPRO LA CASA VECINA Y LA REMODELO... LA CASA DEL ZAR DE LOS PEAJES DE ANZOATEGUI Y MIENTRAS TANTO SE HOSPEDABA EN LA CASA DE PIETRO MICALE EN LAS VILLAS, JUNTO AL ACTOR JORGE REYES VENDEDOR DE QUÍMICOS ATRAVES DE UNA SUPLIDORA AG PETROLEO DE J L AMPARAN A PETROPIAR.. MAFIA.

    ResponderEliminar