martes, 10 de enero de 2017

Comprometida propiedad de Citgo por menos de la mitad de su valor

 

Citgo, una empresa que en algún momento el gobierno de Nicolás Maduro valoró por encima de los 10.000 millones de dólares, fue entregada en dos hipotecas por $4.300 millones de dólares.
En septiembre Pdvsa ofreció 50,1% de las acciones de Citgo como garantía para postergar parte de los pagos de deuda que debería hacer en  2017.
La petrolera estatal intentaba postergar el pago de por lo menos $5.325 millones en bonos, sin embargo, solo pudo cerrar el canje en octubre y luego de varias postergaciones de la operación por 39%, es decir, $2.798 millones.
Dos meses después, a finales de diciembre, se conoce que Pdvsa entregó en garantía por un préstamo por $1.500 millones el restante 49,9% de las acciones de la refinería en Estados Unidos a la petrolera rusa Rosneft.
La operación fue realizada en secreto, y solo luego de que una investigación de Redd Intelligence, difundida en el Latin American Herald Tribune, la divulgara, el gobierno, a través de un escueto y enrevesado comunicado,  la aceptó.
El gobierno señala en el comunicado que Pdvsa sigue siendo propietaria de Citgo; eso es cierto, pero también es cierto que mantener la propiedad ahora depende que se honren los compromisos asumidos poniendo en garantía el 100% de las acciones.

Crónica de una venta apurada

Ante la crisis de ingresos que atraviesa el gobierno venezolano por  la caída de la producción y los precios petroleros, Pdvsa optó, en 2014, por ofrecer en venta en el mercado internacional a Citgo, cuya propietaria es Petróleos de Venezuela.
Citgo opera tres refinerías en Estados Unidos y activos relacionados desde su sede en Houston. El gobierno esperaba obtener entre $8.000 millones y $11.000 millones con su venta, dijeron analistas y personas al tanto de la operación al Wall Street Journal.
Según el prospecto de deuda de la empresa, emitido en junio de 2014, Citgo obtuvo en 2013 ingresos de $42.300 millones, y ganancias, antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (Ebitda), por $1.800 millones.
La empresa posee refinerías en Lake Charles, en el estado de Louisiana; Corpus Christi, en Texas y en Lemon, Illinois, con una capacidad de procesamiento combinada de alrededor de 760.000 barriles al día.
Citgo también tiene redes valiosas de oleoductos y terminales de distribución de combustible en el este de Estados Unidos, así como una plantilla de estaciones de servicios (que no entraban en la venta).
Algunas empresas privadas en EEUU tasaron, en ese momento, el valor en libros de Citgo en $6.600 millones, un precio por debajo del que esperaba el gobierno.
Al no conseguir el monto que esperaban, Pdvsa canceló la venta de Citgo y se decantó por otras opciones.

¿Y si no puede pagar?

Aunque las condiciones del préstamo por $1.500 millones recibido por parte de la petrolera rusa no están del todo claras, algunos operadores, hasta tanto conocer  las condiciones, no ven motivo de alarma para pensar que Pdvsa no pueda pagar y que Rosneft ejecute la garantía.
Sin embargo, los menos optimistas recuerdan que ya la estatal venezolana perdió ante Conoco su participación en la refinería Merey Sweeny, ubicada en  Texas, Estados Unidos.
En cuanto a los bonos ($2.798 millones), que tienen como colateral 50,1% de las acciones de Citgo, la obligación de pagar capital vence en el año 2020.
Por otra parte, respecto a la posibilidad de que Rusia pueda ejecutar la garantía o no (en caso de impago) llegado el momento, habría que oír lo que tiene que decir el Comité de Inversiones Extranjeras de Estados Unidos (CFIUS, por sus siglas en inglés).
La CFIUS analiza las inversiones que hagan actores extranjeros en áreas consideradas estratégicas, y las refinerías y, especialmente los oleoductos son considerados “activos estratégicos”.
Aunque el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, se ha declarado el nuevo mejor amigo de Rusia, la CFIUS, un comité interinstitucional del gobierno de EEUU, en otras oportunidades ha bloqueado operaciones de compra por parte de empresa del  Medio Oriente y China, por ejemplo.
Otro punto legal que tendría que ser aclarado es si una operación de traspaso de acciones de Citgo debe ser aprobada o no por el parlamento venezolano.
Otro aspecto importante para saber qué esperar es conocer los planes de expansión de la petrolera rusa, pero eso es harina de otro costal.

Matar a la gallina ponedora

Si bien la caída de los precios del petróleo le restó brillo a Citgo, no es menos cierto que sus refinerías en EEUU le agregan valor a Pdvsa.
En caso de que la estatal petrolera pierda la titularidad de la refinería en Estados Unidos, el gobierno de Nicolás Maduro habrá hecho un negocio poco favorable para la nación, pues el dinero que recibió está por debajo tanto del valor en libros de la empresa, como de lo que el mismo Gobierno había dicho que valía hace apenas un año.

Vía http://elpitazo.com/ultimas-noticias/maduro-comprometio-propiedad-citgo-menos-la-mitad-valor/

No hay comentarios:

Publicar un comentario