viernes, 3 de junio de 2016

¿Qué hay detrás de la reactivación de la refinería de Aruba por parte de CITGO?


Inicialmente era un negocio concebido para provecho del ex presidente de CITGO Alejandro Granados y el empresario -hoy preso- Roberto Rincón, se oye que con respaldo del M/G Hugo Carvajal quien en ese momento era el Cónsul de Venezuela en Aruba. Antes de eso habían asesinado en el Hotel Eurobuilding de Caracas al empresario alemán Christoforns Wilhem Deuts Keuters, quien había arribado a la capital venezolana de la mano de Rincón, para posteriormente viajar a Aruba y formalizar ante el gobierno de la isla una oferta por la refinería, ya desmantelada.
El alemán llevaba con él una gran cantidad de dinero en efectivo que se oye sería entregada a Rincón para cerrar el trato con el Primer Ministro de la isla Mike Eman. La detención de Hugo Carvajal en Aruba a pedido de la DEA generó un desbarajuste internacional que retrasó notablemente el acuerdo con CITGO. La refinería está completamente desmantelada. Lleva 4 años cerrada porque no era financieramente rentable. CITGO deberá invertir mil millones de dólares para ponerla a funcionar. Como es lógico suponer en Aruba están muy contentos por el contrato con la filial de PDVSA. El gobierno de Aruba no permitió que la DEA se llevara preso a Carvajal. Eso evitaría la concreción del acuerdo con el gobierno de Venezuela. Cerrada esa vía la gerencia de PDVSA le encargó a Citgo continuar con las negociaciones.
Muy pocos saben cuánto se invirtió en lobby, viajes y viáticos, para alcanzar el esperado acuerdo. Para tal fin nombraron como representante a un joven abogado venezolano - quien no es empleado de CITGO - y tiene una empresa de un solo empleado, la cual funciona en una dirección de Texas, que según INTERNET dice que no existe. Se rumora que una empresa consultora radicada en Panamá, propiedad de un contratista de PDVSA muy amigo de un gobernador, está involucrada en la negociación.
Existen serias objeciones técnicas y económicas sobre este negocio. También hay dudas sobre su transparencia. Por ello, dentro de la misma empresa CITGO hay gran oposición, ya que obligaría a esa empresa a endeudarse peligrosamente. La noticia oficial habla de una inversión de no menos de mil millones de dólares, suma que ni PDVSA ni Citgo tienen en la actualidad, ni tendrán disponible en los próximos años. Los profesionales estadounidenses de CITGO se quejan de que las negociaciones fueron efectuadas en nombre de CITGO por un grupo externo a la empresa, coordinado por el abogado antes señalado, quien solía ser Secretario de la Junta Directiva de esa empresa cuando Alejandro Granados la dirigía y hacía sus negocios turbios.
Esta manera de hacer las cosas en nombre de la República de Venezuela, compromete a CITGO por 25 años. Por ello esta negociación debe ser investigada por la Asamblea Nacional y las autoridades federales de USA, ya que CITGO es una empresa norteamericana. Mientras tanto la Asamblea Nacional debería anunciarle a Venezuela y a Aruba que este contrato no será reconocido por ella, la representación del pueblo venezolano, hasta que se demuestre que ha sido llevada a cabo de acuerdo a las leyes e intereses de la República.

1 comentario:

  1. pendejada. puro insinuacones I nada de realidad. que mala infirmacion

    ResponderEliminar