martes, 3 de noviembre de 2015

El duque Rincón gastó miles de euros para amenizar la boda del año en España


Un verdadero éxito fue la boda del hijo del boliburgués Roberto Rincón. la celebración estuvo a la altura de la monarquía europea, lujo, champagne, caviar y sobre todo artistas muy costosos y reconocidos.
El matrimonio de José Roberto Rincón y Elizabeth Faroh tuvo lugar en el monasterio medieval en España. No había más espacio para el lujo en la gran celebración, despliegue de artistas, los más de 250 invitados estuvieron a todo trapo en hoteles 5 estrellas, limosinas, y “recuerditos” de 169 euros cada uno.



La gran celebración fue el pasado 3 de Octubre a las 3 de la tarde en el Real Monasterio en Santo Tomás, en Ávila. José Roberto Rincón, quien por cierto donó más de 120 mil dólares a la campaña del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama para su reelección no tuvo recato a la hora de mostrar su fortuna. En el furor del show, el joven Rincón dejaba claro que no es la ética ni la honestidad la que acompaña la vertiginosa transformación de una familia humilde de Maracaibo a una acaudalada reconocida por sus excesos tanto en Estados Unidos y Europa.
Los dos empresarios cuyos hijos sellaron su amor al estilo Hollywood son protagonistas de escándalos de corrupción en Venezuela. Roberto Rincón padre del novio es conocido por ser contratistas de Pdvsa y Citgo y por el sobreprecio que agrega a cada contratación.

El otro empresario, padre de la novia, es Edgar Faroh Cano beneficiario de contratos multimillonarios de Mercal, Casa y de las redes alimentarias del gobierno.
Los invitados a la ceremonia no pudieron guardar los secretos que albergaba aquel monasterio europeo. Cuenta que Franco De Vita alargó el número de canciones a petición de los eufórico novios. Lo mismo le ocurrió al resto de los famosos artistas que hasta un bono recibieron de los afortunados esposos.
Una de las cosas que llamaron más la atención de los invitados fue la decoración, hecha con camelias, y adornos alucinantes, fuentes de chocolates, manteles, globos y fantasías dignas de la alta alcurnia representada en la clase empresaria.
El avión fletado para llevar y traer a los invitados costó 30 mil dólares la hora, y según el las fuentes fueron 2 aviones los que transportaron a los venezolanos a la boda del año desde Caracas- Madrid, más otros 2 aviones fletados desde Houston a España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario