lunes, 14 de septiembre de 2015

Ricos y poderosos venezolanos organizan sus bodas fuera de Venezuela

http://www.elpitazo.com/index.php/2015/08/15/conozca-a-ricos-y-poderosos-venezolanos-que-se-han-casado-en-el-exterior/

Sea por moda, por un tema de seguridad o desabastecimiento, cada vez es más frecuente que venezolanos millonarios organicen sus bodas fuera de Venezuela, el país donde forjaron su fortuna, sobre todo si esa riqueza se levantó o creció en revolución, como los casos que relatamos a continuación. El próximo matrimonio ya anunciado es el de José Roberto Rincón, hijo del proveedor de Bariven, Roberto Rincón. La ceremonia será en España en octubre

Antes, en 2008 se casó Alexandra, la hija mayor de Roberto Rincón y Lilia Fernández de Rincón, con Octavio Cautilli, evento que se realizó en Houston –ciudad a la que se mudaron los Rincón en 2004 luego de un intento de secuestro en Maracaibo, de acuerdo con la versión de una persona cercana a la familia-. Esa fiesta fue amenizada por músicos venezolanos como Argenis Carruyo y Vos Veis.
Sin embargo, la boda de Ricardo se convirtió en todo un suceso en Ecuador, porque la novia es la hija de la denominada “dama de hierro” del sector naviero ecuatoriano. Además, esa fue la primera vez que se supo de Roberto Rincón luego de la detención en julio de 2014, en Aruba, de su amigo Hugo “El Pollo” Carvajal, acusado por la DEA de narcotráfico. El hoy candidato a diputado en el estado Monagas por el Psuv, llegó a la isla en un avión perteneciente al dueño de Tradequip. Al bajarse y pasar por migración le pusieron las esposas. La aeronave salió del territorio del Reino de Holanda sin inconvenientes.
Luego de esa boda, los Rincón comenzaron a mudar muchas de sus actividades a Madrid, mientras que el amigo de la familia, Hugo “El Pollo” Carvajal celebró la boda de su hijo Hugo Carvajal y su nuera Elissa Atencio en mayo de este año en La Esmeralda, en Caracas, aunque los novios y su cortejo luego viajaron en un avión privado a Los Roques para hacer el “trash the dress” (destruye el vestido) confeccionado por Ángel Sánchez, según muestran las fotos de la productora Al Agua TV (Ver video).
La hija del empresario del mar
Uno de los protagonistas de la próxima boda de ricos y poderos venezolanos en el exterior es precisamente otro hijo de Roberto Rincón. Se trata de José Roberto Rincón, la mano derecha de su padre en los negocios de todas las empresas.
La novia de este enlace es Elizabet Faroh, hija de Edgar Faroh Cano, quien junto a su hermano Orlando, es propietario de al menos tres empresas en Venezuela encargadas de enlatar productos del mar que son vendidos a Mercal, entre otros clientes. En Cumaná cuentan con un supermercado y en Florida, EEUU, Edgar posee cinco firmas registradas y activas, más 10 que están inactivas.



El Pitazo envió un correo a José Roberto Rincón para conocer las razones por las cuales optaron casarse fuera del país que lo vio nacer y gracias al cual su padre y el de la novia forjaron sus riquezas, pero no hubo respuesta al cierre de esta nota. La fuente cercana de la familia dijo que el patriarca no ha regresado a Venezuela desde diciembre de 2013.
El matrimonio de los futuros esposos Rincón Faroh se celebrará en la Ciudad de Ávila, provincia de Castilla y León, España, el 3 de octubre en el Real Monasterio de Santo Tomás. Desde hace casi un mes fueron enviadas las invitaciones, las cuales, según conocedores de la materia, solamente en su elaboración, las tarjetas tendrían un costo de 200 dólares. Además, cuentan con una página web a la cual solo se puede acceder con una clave especial.


En su perfil profesional como directivo, el Sr. Jose Roberto Rincon ostenta hoy en día dos cargos diferentes como director y tesorero en una empresa de Panamá (Panamá) , teniendo como última referencia enero 2013 , habiendo durado en un puesto un año y diez meses

NombreJose Roberto
Primer ApellidoRincon
Segundo apellidoBravo
Notarías de actividad Panama 
  • Notaria Octava del Circuito Edificio Plaza Obarrio, Avenida Samuel Lewis, Panamá


No hay comentarios:

Publicar un comentario