jueves, 28 de mayo de 2015

La perfidia del duque

 

La DEA tenía listo todo para capturar y trasladar al imperio al trisoleado compadre del duque Rincón. El puertorriqueño jefe de la estación en Miami se oye que dirigió la operación. No contaron nunca con que Holanda reconociera el dote diplomático del trisoleado, terminando por trastocar la extradición. El duque se oye que se había acogido a un programa de protección para tender la celada que encerraría al trisoleado en el imperio. Las labores de la DEA no se paralizaron con la frustrada extradición, sino que continuarían hasta hoy. Roberto Rincón todavía es consentido de Citgo y Pdvsa, aun habiéndose arrodillado al imperio. La amigabilidad del premier de Aruba Mike Eman para con el duque resultó crucial al final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario